19 ene. 2009

Filosofía canina


Nunca dejes pasar la oportunidad de salir a pasear Experimenta la sensación del aire fresco y del viento en tu cara solo por placer. Alégrate con el simple placer de una caminata.

Cuando alguien a quien amas se aproxima, corre para saludarlo(a) y muéstrale alegría por su llegada. Da cariño con alegría y deja que te acaricien los que te quieren bien...

Cuando haga falta, practica la obediencia.

Deja que los demás sepan cuando están invadiendo tu territorio.

Siempre que puedas toma una siesta y estírate antes de levantarte.

Corre, salta y juega diariamente.

Sé siempre leal.

Come con gusto y con entusiasmo, pero detente cuando ya estés satisfecho.

Nunca pretendas ser algo que no eres.

Si lo que deseas esta enterrado, cava hasta encontrarlo.

Cuando alguien tenga un mal día, guarda silencio, siéntate cerca de él y trata de agradarlo.

Evita morder cuando la cuestión pueda soluciónarse con un simple gruñido.

En los días cálidos, acuéstate sobre tu espalda en el césped.

En los días calurosos, bebe mucha agua y descansa bajo un árbol frondoso o en tu rinconcito preferido.

No importa cuantas veces seas censurado, no asumas culpas que no te pertenecen, no guardes ningún rencor y no te entristezcas… Si eso pasa, corre inmediatamente hacia tus amigos.

Mantente siempre alerta pero tranquilo.

Cuando te sientas feliz, baila.

Anónimo.

No hay comentarios: