27 ene. 2009

Nunca t olvides de acordarte de quien nunca se acuerda de olvidarte



-¿Me sonríes?
- Abrázame, lo necesito.

- No es justo, creí que tu sonrisa era un regalo gratuito.
-Abrázame anda.

-Ven aquí.
-No me sueltes nunca, ¿vale?

-Te soltaré.
-Entonces no me dejes caer, o al menos, no te separes jamás para poder levantarme.

-Nunca te levantaré.
-¿Por qué eres tan estúpido y te mantienes tan lejos?

-No te levantaré, siempre podrás apoyarte en mí, pero te levantarás sola.
-¿Siempre?

-¿Por qué me preguntas esto?
-Para que te sientas importante.

-No te entiendo.
-Hago como que te necesito, para que te sientas necesario.

-¿A qué juegas?
-A vacilarte, a picarte, a ser pequeña, a ser frágil...

-¿Por qué no dejas de jugar?
-Porque siempre nos hemos enfrentado a todo lo importante mediante juegos.
¿Recuerdas la primera vez que me viste llorar?


-Si.
-Me dijiste: " cierra los ojos y recuerda el instante más bonito que has vivido, ¿dónde estabas?" y después creaste una nave... y me llevaste... y me compraste una bolsa de caramelos de limón... y murmuraste "he hecho magia y he convertido cada lágrima en un caramelo... si vuelves a llorar... desaparecerán... y si te ríes... se volverán de chocolate"

-Si, lo recuerdo...
-Y... ¿recuerdas el juego de la princesa y su amor oculto?

-Siempre sería tu príncipe pero nunca lo sabría nadie... porque sino te encerrarían para siempre... Y ahora... ¿Por qué nunca volviste a ser mi princesa?

-Cierra los ojos.
-No. Quizá los abra y no estés.

-Ciérralos.
-No.

-Confía en mí.
-No los voy a cerrar.

-Te he pedido que me abraces y no lo has hecho, te he pedido que cierres los ojos y tampoco.

-Sigues siendo una caprichosa. Ya están cerrados.

-¿Cual fue tu último instante de felicidad?
-No quiero que conviertas lágrimas en caramelos.

-No llorarás.
-Espera. Deja que sea este. Deja que te bese, y dime que no ha cambiado nada que aun sigues queriendo que gritemos a las gaviotas desde el barco, que aun crees en que las estrellas conceden deseos, que cuando te acaricio se para el tiempo. Dime que podemos dormir en toallas en la luna.

-Siempre creíste que todo esto era absurdo.
-Pero fuiste tu quien salió corriendo.

-¿Por qué no corriste en la misma dirección?
-Porque si la tierra es redonda y corría en sentido contrario sabía que nos acabaríamos chocando..


http://fresita007kel1992.spaces.live.com/

No hay comentarios: