13 mar. 2009

Grandes verdades




Grandes verdades de la vida que aprenden los niños:
No importa cuanto lo intentes, no puedes bautizar a un gato.
Cuando tu mamá esta enojada con tu papá, no la dejes que te peine.
Si tu herman@ te pega, no le regreses el golpe; siempre pescan a la segunda persona.
Nunca le pidas a tu hermano de 3 años que sostenga un tomate.
No puedes confiar que un perro cuide tu comida.
No estornudes cuando alguien está cortándote el pelo.
No puedes esconder tus verduras en un vaso de leche.
No te pongas calzones de colores con pantalón blanco.
El mejor lugar cuando estés triste es el regazo de tu abuela.

Grandes verdades de la vida que aprenden los adultos:
Criar adolescentes es como clavar gelatina en un árbol.
Las arrugas no duelen.
Las familias son como rebaños... casi siempre juntos, con alguna que otra oveja negra.
La risa es buen ejercicio... Es como trotar por dentro.
Edad madura es cuando escoges el cereal por la fibra, no por los juguetes que vienen adentro.

Grandes verdades acerca de envejecer:
Envejecer es obligatorio, madurar es opcional.
Olvídate de comidas saludables, necesitas todo lo que te pueda preservar.
Cuando te caes, te preguntas qué más puedes hacer ya que estás ahí abajo.
Es frustrante cuando sabes todas las respuestas, pero nadie se molesta en hacerte las preguntas.
El tiempo será un buen sanador, pero de belleza no sabe nada.
La sabiduría se adquiere con la edad, pero muchas veces la edad llega sin avisar.

No hay comentarios: