13 may. 2009

A veces la vida se rompe en pedazos

Aveces la vida se rompe en pedazos
y nos trae mala suerte, como los espejos;
porque cada fragmento refleja trocitos
de un sueño que era sublime y entero.
Quedaron entonces tus ojos quebrados,
tus labios partidos,
y los tiernos te amo revueltos
en el piso reseco.
Y que haré yo sin vos, sin mí, sin nosotros.
Quién habitará nuestra casa de mar.
Quién nos dejará un poema cohibido
en la mesa de noche.
Cómo rearmaremos tu cuerpo y mi cuerpo,
tus celos, mis celos, nuestra compañía,
tu plato especial, tu silencio en el mío,
tu gesto en mi gesto,
el café en la cocina, tu Camus, mis libros.
tu texto en el blog, tu foto de infancia,
tus flores, tu perro querido, la risa, tus cielos…
Y si la conjura dura siete años
Yo seré en tu alma, por culpa del tiempo,
un cachito apenas de tantos recuerdos.


No hay comentarios: